HONDURAS CELEBRA EL DÍA MUNDIAL DE LA NORMALIZACIÓN

Las ciudades inteligentes son más que una palabra de moda. Con la expansión de las zonas urbanas que se espera albergan hasta el 70% de la población mundial total para el año 2050, son una necesidad. Las normas hacen que las ciudades sean más inteligentes es el tema del Día Mundial de la Normalización 2017.

Cada año, el 14 de octubre, los miembros de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), la Organización Internacional de Normalización (ISO) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) celebran el Día Mundial de la Normalización, para rendir homenaje a los esfuerzos de colaboración de los miles de expertos de todo el mundo que desarrollan los acuerdos técnicos voluntarios que se publican como Normas Internacionales.

El Organismo Hondureño de Normalización (OHN) se une a esta celebración y comparte el tema y el mensaje escogido para este año: Las Normas Hacen Ciudades Más Inteligentes.

Contar con agua dulce suficiente, tener acceso universal a energía más limpia, tener capacidad de viajar eficientemente de un punto a otro, contar con un sentido de seguridad. Estas son las promesas que las ciudades modernas deben cumplir si quieren mantenerse competitivas y proporcionar una calidad de vida decente a sus ciudadanos. Construir una ciudad inteligente es muy complejo. Cada ciudad se enfrenta a sus propios retos y requiere su propia combinación de soluciones. Sin embargo, existe un común denominador que simplifica enormemente esta tarea.

Las Normas apoyan el desarrollo de soluciones hechas a medida que se pueden adaptar a las circunstancias particulares de una ciudad determinada. Contienen conocimientos especializados y mejores prácticas, y son facilitadoras esenciales para garantizar la calidad y el rendimiento de los productos y servicios. Además, impulsan la compatibilidad entre las tecnologías y ayudan a los usuarios a comparar y elegir la mejor solución disponible. Las Normas también abren la puerta a una mayor variedad de productos y servicios. Ayudan a aumentar la competencia y a fomentar la innovación. En un enfoque de sistemas permiten la integración de estructuras o soluciones de diferentes proveedores. Las Normas hacen que las cosas funcionen de manera segura y sin problemas en todos los niveles de las ciudades.

Constituyen la base para el acceso a la electricidad y todos los muchos dispositivos y sistemas que utilizan electricidad y contienen electrónica. Apoyan las tecnologías de información y comunicación que permiten la recopilación, el intercambio y el análisis de datos y la seguridad de la información. Por último, pero no menos importante, proporciona una orientación importante para todos los aspectos de la vida de la ciudad, incluidos edificios eficientes en energía, transporte inteligente, gestión de residuos mejorada, construcción de comunidades sostenibles y mucho, mucho más.

Con las Normas podemos hacer que nuestras ciudades sean más inteligentes, paso a paso. Las islas individuales de inteligencia pueden crecer juntas e interconectarse. Resulta reconfortante saber que las Normas apoyarán un desarrollo inteligente e integrado de las ciudades inteligentes.